Archivos para 4 mayo, 2010

EL DINERO.. PRECEPTO CHINO

Publicado: 4 mayo, 2010 en Pensamientos

puede_ganar_dinero_vender_alma

El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar; puede comprar una cama, pero no el sueño ;puede comprar un relojero, pero no el tiempo; puede comprar un libro, pero no el conocimiento; puede comprar una posición, pero no el respeto; puede pagar un médico, pero no la salud; puede comprar la sangre, pero no la vida; puede comprar el sexo, pero no el amor.

Que sirva este pensamiento como conmemoración por las 100 primeras visitas al blog, y me despido tatareando una famosa canción que dice:

“El cariño verdadero ni se compra ni se vende, lalalalala..”

EL EGO, LA IRA Y MI YO

Publicado: 4 mayo, 2010 en Pensamientos

us014-428cxwwEhtMQ ego

Hace unas semanas la ira surgió de nuevo, el ego me emborrachó de  nuevo, no pude contener su llegada. Llegaron como la tormenta que no esperas y todo arrasa. Mi interior más oscuro se sintió en esos momentos inmensamente lleno de fuerza y vigor, repleto de una maestría extraña para descomponer en unos segundos lo que se ha caminado largamente. Los ojos se taparon con un velo y no veía más allá de la creación momentánea de lo que era en ese instante, la oscuridad absoluta de nuevo.

De nuevo dolor y confusión. Extraña transformación, hechizado por mi lado oscuro que brotaba como un manantial lleno de fango, lodo; revolcándome como los cerdos en su pocilga, revolcándome en mi oscuro momento. Mientras que la oscuridad me invadía una sensación intensa empezaba a envolver  todo mi cuerpo, en ese momento caí al suelo rendido, desfallecido, sin  fuerzas,  empecé a sentir  verguenza por lo que me pasaba, pero también calma.

La paz había  vuelto, la serenidad estaba en mi interior en el lugar que siempre estuvo, y aunque me cueste entenderlo, de nuevo mi lado oscuro me servía como instrumento para mi  camino. Así empecé a fortalecerme hasta otra visita del ego, la ira y yo mismo.

Desde el convencimiento que estos instantes nos permiten experimentar  que tan necesario es  el lado oscuro como el luminoso para aprender que controlando tu ego y tu ira damos un paso más para ser paz y humildad.  Tan solo tropezando, enseñándonos de los tropiezos, aprendemos que son lecciones, y nos convertimos en nuestros propios maestros.

 Ya me perdoné por ese instante,…ellos también lo hicieron.  Todos aprendimos.

 Después de la tormenta  la paz.

 Autor: Silverio