Archivos de la categoría ‘Pensamientos’

 

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.

No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar; se equivoca el agua que por temor a equivocarse, se estanca y se pudre en la laguna.

No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta; se equivoca la que por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.

No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas, se equivoca aquel que por temor a equivocarse no acciona.

No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo, se equivoca aquel que por temor a caerse renuncia a volar permaneciendo en el nido.

Se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.

Al final del camino no te premiarán por lo que encuentres, sino por aquello que hayas buscado honestamente.

Anuncios
El inglés Andy Park cumplió su sueño de niño de que todo el año sea Navidad. Desde hace doce años, este hombre de 45 años celebra todos los días con una tradicional comida con pavo.
De esta manera, “Mr. Christmas”, como se bautizó a él mismo, consumió desde 1993 4. 380 pavos, 26.280 patatas asadas, 109.000 coles de Bruselas y 219.000 guisantes (arvejas).
A ello se suman 1.500 litros de salsa y más de 14.700 botellas de champán, jerez y vino.
Este padre de familia tampoco ahorra en los regalos. En todos estos años, hizo 21.900 regalos, la mayoría a sí mismo. Esta comida navideña diaria le ha costado hasta ahora unos 365.000 euros.
Un día normal en la vida de este electricista de Melskham, en el sudoeste de Inglaterra, se asemeja al de muchos otros británicos el día de la verdadera Navidad: Para el desayuno, toma seis pequeñas tartas navideñas (mince pies) y un sandwich de pavo.
Luego, acude a su trabajo, pero sólo hasta las 11:30, porque luego debe comer el plato especial preparado por él mismo. Para divertirse, enciende además 40 cohetes.
En torno a las 15:00, mira un discurso navideño de la reina Isabel II, que tiene grabado en video, y por la noche llega la hora de abrir los regalos. Andy Park asegura que incluso cuando está de viaje o sale a comer con amigos insiste siempre en un menú navideño completo.
Su novia y su hija de veinte años dicen que está loco, relató. Pero a él no le importa. “Lo hago desde hace 12 años, y lo haré otros 12. No me aburro nunca. Me encanta la Navidad”.
Claro que también “Mr. Christmas” padece las consecuencias negativas de la comida navideña. A lo largo de los años, aumentó de 79 a 133 kilos, aunque luego bajó hasta los 98.
Está claro que el espiritu navideño no solo se basa en lo material como esta persona, pero si que deberíamos conservarlo durante todos los días del año sobre todo por lo que transmite amor y paz.
¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS MIEMBROS DEL GRUPO DE PARTE DEL ADMINISTRADOR!!

PLEITO A LA LUZ

Publicado: 4 abril, 2017 en Pensamientos

untitled

He aquí que un día la oscuridad se percató de que la luz cada vez le estaba robando mayor espacio y decidió entonces ponerle un pleito. Tiempo después, llegó el día marcado para el juicio. La luz se personó en la sala antes de que lo hiciera la oscuridad.

Llegaron los respectivos abogados y el juez. Transcurrió el tiempo, pero la oscuridad no se presentaba. Todos esperaron pacientemente, pero la oscuridad no aparecía. Finalmente, harto el juez y constatando que la parte demandante no acudía, falló a favor de la luz.

¿Qué había sucedido? ¿Cómo era posible que la oscuridad hubiera puesto un pleito y no se hubiera presentado? Nadie salía de su asombro, aunque la explicación era sencilla: la oscuridad estaba fuera de la sala, pero no se atrevió a entrar porque sabía que sería en el acto disipada por la luz.

La luz es consciencia y sabiduría, en tanto que la oscuridad es ofuscación y estrechez de miras.

Si te estableces en la sabiduría, ¿hay lugar para la ofuscación?    

luz

EN ESTA NAVIDAD….

Publicado: 15 diciembre, 2016 en Pensamientos

Yo quiero en esta Navidad

poder armar un árbol dentro de mi corazón,

…. y en el colgar, en lugar de regalos,

los nombres de mis amigos.

Los que viven lejos y los que viven cerca …

Los antiguos y los más recientes …

Los que veo todos los días y los que raras veces veo …

Los que siempre recuerdo y los que a veces olvido …

Los de las horas difíciles y los de las horas felices …

Los que sin querer herí y los que sin querer me hirieron …

Aquello que conozco profundamente y aquellos que poco conozco …

Mis amigos humildes y mis amigos importantes …

Los que me enseñaron y los que tal vez un poquito aprendieron de mí …

Quiero que este árbol tenga raíces profundas,

para que los nombres de mis amigos

nunca sean arrancados de mi corazón.

Un árbol de sombra agradable,

para que nuestra amistad sea un momento de reposo

en la lucha diaria de la vida.

Quiero que el espíritu de Navidad haga

de cada deseo una flor,

de cada lágrima una sonrisa y

de cada dolor una estrella …

¡¡Que pases una feliz Navidad!!

el-candil-feliz-navidad-2011

DE INSTANTE EN INSTANTE

Publicado: 4 septiembre, 2016 en Pensamientos

antropol_sadhu-nagaffff

Era un yogui muy anciano. Ni siquiera él mismo recordaba sus años, pero había mantenido la consciencia clara como un diamante, aunque su rostro estaba apergaminado y su cuerpo se había tornado frágil como el de un pajarillo. Al despuntar el día se hallaba efectuando sus abluciones en las frescas aguas del río.

Entonces llegaron hasta él algunos aspirantes espirituales y le preguntaron qué debían hacer para adiestrarse en la verdad. El anciano los miró con infinito amor y, tras unos segundos de silencio pleno, dijo:

–Yo me aplico del siguiente modo: Cuando como, como; cuando duermo, duermo; cuando hago mis abluciones, hago mis abluciones, y cuando muero, muero.

Y al concluir sus palabras, se murió, abandonando junto a la orilla del río su decrépito cuerpo.

La verdad no es una abstracción ni un concepto. Cuando la actitud es la correcta, la verdad se cultiva aquí y ahora, de instante en instante.

Open Your Mind FB 13

LA MADERA DE SÁNDALO

Publicado: 20 junio, 2016 en Pensamientos

madera-sandalo

Era un hombre que había oído hablar mucho de la preciosa y aromática madera de sándalo, pero que nunca había tenido ocasión de verla. Había surgido en él un fuerte deseo por conocer la apreciada madera de sándalo. Para satisfacer su propósito, decidió escribir a todos sus amigos y solicitarles un trozo de madera de esta clase.Pensó que alguno tendría la bondad de enviársela.

Así, comenzó a escribir cartas y cartas, durante varios días, siempre con el mismo ruego: “Por favor, enviadme madera de sándalo”.

Pero un día, de súbito, mientras estaba ante el papel, pensativo, mordisqueó el lápiz con el que tantas cartas escribiera, y de repente olió la madera del lápiz y descubrió que era de sándalo.

Si la percepción está embotada, se estrella en las apariencias de las cosas.

sandalo

NI TÚ NI YO SOMOS LOS MISMOS

Publicado: 10 abril, 2016 en Pensamientos

devadatta-and-buddha-640

El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.

Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.

Muy sorprendido, Devadatta preguntó:

–¿No estás enfadado, señor?

–No, claro que no.

Sin salir de su asombro, inquirió:

–¿Por qué?

Y el Buda dijo:

–Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.

Para el que sabe ver, todo es transitorio, para el que sabe amar todo es perdonable.

3550048_640px