Archivos para septiembre, 2014

SOLEDAD de Juan Carlos Díaz

Publicado: 30 septiembre, 2014 en Pensamientos

5654898675_185e496ed8_z

Era una tarde gris de un sábado del mes de Abril. Me dirigía a la gran ciudad. A los pocos minutos de ir caminando plácidamente me encuentro un mediano perro de color gris, lleno de rizos por todo su cuerpo. Era un gris mate, sin demasiada vida. Caminaba sin rumbo, sin un lugar a donde ir.

El alma se me congeló al instante. ¿Quien podía haber condenado a ese ser a la soledad, el hambre y el sufrimiento? Soledad… ¿cuántos seres se sentirán completamente solos en este, nuestro mundo?

Nuestro peludo protagonista no tenia quien le diera cariño, alimento y un techo en el que cobijarse. Nuestras miradas se cruzaron por un instante. Yo pensaba que anteriormente se me heló el alma; pero no, en ese instante fue cuando sentí unos de los vacíos más impresionantes que he percibido nunca.

Esos ojos negros reflejaban una tristeza indescriptible, eran profundos, en otro tiempo quizá reflejaron alegría, amor; pero ahora sólo reflejan tristeza, cómo si diera lo mismo vivir que morir. La muerte… ojalá que nuestro peludo amigo no sufra demasiado antes de que le venga -quizá deseada- esa compañera final.

Sirvan estas humildes palabras para homenajear a todos los seres, bípedos o cuadrúpedos, que se sienten solos en este, nuestro mundo.

©2012 Juan Carlos Díaz

Gracias Juan Carlos, por tanta sensibilidad contenida en este pensamiento. Tengo el honor de conocerte en persona, eres parte de mi familia, y es un placer cada día compartirlo contigo.  Gracias también por compartir con este blog tus pensamientos… Un abrazo amigo.

perrito-solitario1

 

Anuncios

EL ARTE DE LA PRESIÓN…EL TAO DEL SEXO

Publicado: 24 septiembre, 2014 en Pensamientos

el tao del sexo 3

El Tao del Sexo, se traduce en una variedad de posturas que son las que han regido la práctica del sexo entre los taoístas desde tiempos inmemoriales.

La filosofía taoísta proviene de China donde, desde hace más de dos mil años, se tiene la conciencia de que la sexualidad es una parte integral del ser humano.

Para el Tao no existe el morbo, la represión o la culpa. El sexo no sólo es satisfactorio, sino muy saludable tanto física como psíquicamente y está relacionado con la belleza y la longevidad. 

Los orientales han practicado el ¿arte sexual¿ durante milenios partiendo de los principios básicos del Tao. 

Se trata de conseguir el equilibrio a través de la dieta, la meditación, la respiración, ciertos ejercicios y, sobre todo, una forma muy especial de practicar el sexo.  

Una vez preparado el ambiente, llega el momento de poner en práctica las técnicas del Tao del sexo, siendo uno de los ejemplos el que a continuación se indica:

Los antiguos orientales tenían otra forma para controlar la eyaculación conocida como la técnica de la presión. 

el tao del sexo

Esta técnica se puede utilizar en todas las posiciones y es el hombre el que la aplica sobre sí mismo. Con sus dedos izquierdos índice y medio oprimen el punto situado entre el escroto y el ano, durante tres o cuatro segundos. 

Mientras hace esto, debe practicar una profunda inspiración. Una de las mayores ventajas de este método, es que el hombre no debe retirar su martillo de jade de la puerta de jade de la mujer, por lo que no habrá ninguna interrupción en el coito, ni tampoco habrá una disminución en la satisfacción de la mujer. 

Así, la comunicación alcanzada en el maravilloso momento de la unión sexual, la comunicación entre la pareja no se romperá en ningún momento. Además, como es él el que realiza la técnica sobre sí mismo cuando lo crea necesario, no tiene que evidenciar ante la mujer sus momentos de debilidad. 

Existe otra técnica de la presión, más moderna, pero que resulta más complicada ya que es la mujer la que la debe aplicar sobre su compañero y además solo puede emplearse cuando la mujer se encuentra sobre el hombre. 

El hombre debe avisar cuando está alcanzando el máximo nivel de exitación, para que ella misma retire el martillo de jade de su cuerpo y presione con sus dedos la zona del borde del glande durante tres o cuatro segundos. 

La presión que ella ejerza debe ser delicada pero firme, para que la urgencia de eyacular desaparezca. En este caso, se pierde a proximadamente un 20% de eyaculación. Ambos deben esperar como treinta segundos, antes de reiniciar la unión, que debe ser liderada por la mujer. Ella se encarga de introducir de nuevo el martillo de jade en su puerta. 

De igual forma, ella debe ser cuidadosa y ni siquiera permitir sonrisas o actitudes que puedan significar para él alguna burla, pues esto disminuirá todavía más la erección y él se sentirá muy mal.

el tao del sexo 2

TEMPERAMENTO

Publicado: 16 septiembre, 2014 en Pensamientos

3d-smileys-640x480

Un estudiante se quejaba en cierta ocasión ante Bankei:

.- Maestro, tengo muy mal temperamento. ¿Cómo podría controlarlo?

 .- Tienes algo muy raro –replicó Bankei – Déjame verlo.

.- No puedo enseñarlo en este momento –dijo el otro.

.- ¿Cuándo podrás hacerlo? –preguntó Bankei.

.- Surge de improviso –contestó el estudiante.

.- Entonces –concluyó el maestro- no debe ser tu propia naturaleza. Si lo fuera, podrías enseñármelo cuando quieras. No lo llevabas contigo cuando naciste, y tus padres no te lo dieron. Piensa en ello.

Temperamentos

AHORA MISMO

Publicado: 8 septiembre, 2014 en Pensamientos

ahora mismo 2

Lo que debo hacer dentro de mí es asegurarme de que mi relación  contigo esté al día, presente, y que no se base en algo que sucedió  la semana pasada, o el mes pasado, o anoche, o esta mañana;  sino que sea lo que está presente ahora mismo, aquí en mi corazón,  contigo, de forma que estoy aquí contigo ahora mismo.

John Roger

 

BORDADOS DE LA VIDA

Publicado: 2 septiembre, 2014 en Pensamientos

67841_556632907700870_152803443_n

Cuando yo era niño, mi madre trabajaba mucho cosiendo.  Yo me sentaba en el suelo, miraba y preguntaba qué es lo que estaba haciendo.  Ella me contestaba que estaba bordando. 

 Todos los días yo hacía la misma pregunta y ella me contestaba lo mismo.  Yo observaba su trabajo de una posición abajo de donde ella se encontraba sentada, y repetía: 

.- Mamá, ¿que es lo que estás haciendo? 

Le decía que, desde donde yo la miraba,   lo que estaba haciendo me parecía muy extraño y confuso.  Era un amontonado de nudos y hilos de diferentes colores, largos, cortos, unos gruesos y otros finos…  Yo no entendía nada. 

Ella sonreía, miraba hacia mí y de manera amable me decía: 

.- Hijo, sal un poco a jugar, y en cuanto termine mi trabajo yo te llamaré y  te cogeré en mis brazos y dejaré que veas el trabajo desde mí posición.

 Pero yo seguía preguntándome desde abajo donde estaba: 

 ¿Por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y otros claros?

 ¿Por qué me parecían tan desordenados y enmarañados?

 ¿Por qué estaban tan llenos de nudos y puntos?

 ¿Por qué había tantos nudos y hilos enredados entre si? 

 ¿Por qué no tenían aún una forma definida?

 ¿Por qué tardaba tanto para hacerlo? 

 Un día, cuando yo estaba afuera jugando, ella me llamó:

 .- Hijo, ven aquí, déjame tomarte en mis brazos. 

Me sentó en su regazo y me sorprendí al ver el bordado.  No lo podía creer, desde abajo me parecía tan confuso. Pero, desde arriba, he podido ver un paisaje maravilloso. 

Entonces ella me dijo: 

.- Hijo, desde abajo mi bordado te parecía confuso y desordenado porque tu no veías que en la parte de arriba había un bello diseño ….. Pero, ahora, mirando el bordado desde mí posición,  tu ya puedes ver qué es lo que yo he estado haciendo.

 Muchas veces, a lo largo de los años,  he mirado hacia al cielo y he dicho: 

.-  Padre, ¿qué es lo que estás haciendo? 

El parecía responder: 

.- Estoy bordando tu vida. 

Y yo sigo preguntando: 

.- Pero lo veo todo tan confuso … Padre, todo está desordenado. Hay muchos nudos,  situaciones difíciles que no terminan y cosas buenas que pasan rápido.  Los hilos son tan oscuros … ¿Por qué no son más brillantes?

El Padre parece decir: 

.- Ocúpate de tu trabajo, relájate … confía en mí. Yo haré mí trabajo.  Un día verás el plan de tu vida desde mí posición. 

A veces no entendemos qué está ocurriendo en nuestras vidas.  Las cosas son confusas, no encajan y parece que nada nos sale bien. 

Es que estamos mirando el reverso de la vida.   Del otro lado, Dios está bordando y nosotros también.

Desconozco su autor

bordado