Archivos para octubre, 2011

EL PESO DE LA NADA…POR LA PAZ

Publicado: 10 octubre, 2011 en Pensamientos

el peso de la nada

Dime, ¿cuánto pesa un copo de nieve?, preguntó un gorrión a una paloma.

.-Nada de nada, le contestó.

.-Entonces debo contarte algo maravilloso, dijo el gorrión.-Estaba yo posado en la rama de un abeto, cerca de su tronco, cuando empezó a nevar. No era una fuerte nevada ni una ventisca furibunda.

.-Nada de eso. Nevaba como si fuera un sueño, sin nada de violencia. Y como yo no tenía nada mejor que hacer, me puse a contar los copos de nieve que se iban asentando sobre los tallitos de la rama en la que yo estaba. Los copos fueron exactamente 3.741.952. Al caer el siguiente copo de nieve sobre la rama que, como tú dices, pesaba nada de nada, la rama se quebró.

Dicho esto, el gorrión se alejó volando.

Y la paloma, toda una autoridad en la materia desde la época de Noé, quedó cavilando sobre lo que el gorrión le contara y al final se dijo:

.-Tal vez esté faltando la voz de una sola persona para que en este mundo tenga lugar la paz.

(Origen desconocido)

manos-de-paz

VOLVER A EMPEZAR

Publicado: 6 octubre, 2011 en Pensamientos

Que-endulza-tu-vida-Slishow-Eventos-Taoistas-copy1

Cuando se acaban las mieles de la vida, hay que vivir con el rocío del cielo.

Cuando se nos cierra la capa de la tierra, hay que volar por los espacios de Dios.

Cuando estamos muy deprimidos y cargados como la nube, hay que dejar caer el aguacero.

Cuando uno no puede ir en busca de Dios, sólo hay que dejarle una rendijita abierta.

Cuando el dolor te vence, Dios toca fondo y nacen las maravillas y los milagros.

Cuando no sabes qué decir, aprende a escuchar: El silencio te enseñará un lenguaje que no conocías.

A veces el borde de la desesperación parece más fuerte que las murallas de la fe.

Es que son “aguas crecidas,” necesarias para que se lleven lo turbio, los desechos, la basura.

Te dejen más lúcido, más limpio y más purificado.

Después de esas aguas crecidas quitar las impurezas, podar los árboles caídos, recoger las hojas, limpiar el polvo.

Y así, con todo listo, esperar la nueva primavera… ¡Y volver a empezar!”

La esperanza, la primavera te permite volver a empezar.

nochedeamorcuando se acaban

RECONOCER NUESTRA PROPIA CANCIÓN

Publicado: 3 octubre, 2011 en Pensamientos

5d2f6b095fd6reconocer mi cancion

Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño. Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres entonan la canción y la cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás.

Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción. Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción. Cuando se inicia como adulto, la gente se junta nuevamente y canta. Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción.

Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama e igual que para su nacimiento, le cantan su canción para acompañarlo en la transición.

enrf1 reconocer nuestra propia cancion

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual los pobladores cantan la canción. Si en algún momento durante su vida la persona comete un acto social aberrante, se lo lleva al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.

La tribu reconoce que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo; es el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros.

Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu totalidad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido. No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla en mi alma como el viento, refresca mi corazón como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado.

Tolba Phanem

Lo leí hace tiempo, me hizo pensar mucho y reconocí mi propia canción.

A TODOS CUANTO ME LA ESTAIS CANTANDO, GRACIAS POR VUESTRA CANCION, A TODOS CUANTOS COMPONEIS MI FAMILIA Y CIRCULO DE AMIGOS.

949400_76647237